estudiantesem@gmail.com

Una escuela 100% pública para una escuela 100% universal

Created with Sketch.

Una escuela 100% pública para una escuela 100% universal

Comparte

Durante la última semana, la Ministra de Educación, Isabel Celaá, ha sido motivo de polémica por unas declaraciones en las que afirmaba que “el derecho de los padres a escoger una enseñanza religiosa o a elegir un centro educativo no son una emanación estricta de la libertad de enseñanza reconocidas en el artículo 27 de la Constitución”.

Como no podía ser de otra forma, la derecha no ha tardado en reaccionar, poniendo el grito en el cielo por la defensa del derecho de las familias adineradas a que sus hijos no se mezclen con jóvenes extranjeros o de clase obrera y que reciban una educación católica.

https://www.elespanol.com/espana/politica/20191115/pp-gobierno-escuela-concertada-no-elegiran-educacion/444705959_0.html

A esta, como también es habitual, le han hecho el juego unos medios que han aprovechado para servir el debate en unos términos de equidistancia: “se debe priorizar la Educación Pública sobre la concertada” (El País): https://elpais.com/sociedad/2019/11/17/actualidad/1574015255_572487.html

Pues, como bien señaló su señora Ministra, el elegir centro concertado no es un derecho constitucional (y, aunque lo fuera, nos daría igual si atentara en contra de nuestros intereses materiales); no, es algo mucho mejor: una ocurrencia de su partido, el PSOE,  desarrollada durante la década de los 80.

Pero desde Estudiantes en Movimiento no queremos reconocer ni este ni ningún otro derecho en la Constitución, que ha servido de ariete para cargar contra la educación de las clases populares del Estado.

¿Pero cuál es el origen de la concertada?

Los conciertos educativos aparecen en 1970 en la Ley General de Educación (LGE). Estos centros subvencionados pasan a denominarse “concertados” a partir de la Ley Orgánica reguladora del Derecho a la Educación (LODE), ideada por el PSOE en 1985. El PSOE justificó en su día esta decisión argumentando que, por aquel entonces, era imposible crear una red estatal de escuelas públicas que fuera suficiente para cubrir todas las necesidades académicas, por lo que el Estado financiaría a entidades privadas para que ellas impartiesen la educación. Según ellos, se trataba de un “parche temporal”.

La falsedad del PSOE se demuestra cuando, después de 34 años, aún no se ha creado esa red pública única que prometieron. Realmente, esa medida no era temporal sino permanente, y tampoco era un parche, sino una nueva estructura educativa que obedeciera a los intereses de la Iglesia Católica, que controlaba y controla la mayoría de los conciertos educativos.

Desde entonces, la educación concertada ha sido utilizada por grupos religiosos para mantener su instrumentalización de la educación como medio de transmisión ideológica de sus valores reaccionarios. Esto, siendo claras, ha sido tolerado y financiado por los distintos gobiernos de PP y PSOE.

¿Qué defendemos desde Estudiantes en Movimiento?

Desde Estudiantes en Movimiento (EeM) denunciamos la supeditación del PSOE, una vez más, a los intereses de las élites sociales y económicas. La concertada ha sido una excusa para financiar con dinero público (17,7% del gasto público en Educación) la segregación y el elitismo. Todo ello bajo la falsa premisa de “libertad de elección”.

Tras nuestro I Encuentro Organizativo, hemos salido reforzadas y con una apuesta clara en contra de la escuela privada y concertada. Las capas populares de nuestra sociedad necesitan un sistema público que garantice de verdad la universalidad formal y material de la educación. Para conseguirlo, apostamos por una absorción de todos los centros concertados y privados por parte del Estado, único ente capaz de garantizar una educación en valores de solidaridad, trabajo colectivo e igualdad.

Para saber más sobre este tema, ¡os dejamos a continuación con el dossier formativo sobre la Escuela concertada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.