estudiantesem@gmail.com

Comunicado de Estudiantes en Movimiento en torno al conflicto de limpieza en UPV-UMA

Created with Sketch.

Comunicado de Estudiantes en Movimiento en torno al conflicto de limpieza en UPV-UMA

Comparte

Durante las últimas semanas hemos asistido a una agudización de la lucha obrera en torno a los conflictos que las trabajadoras de la limpieza han protagonizado tanto en la Universidad del País Vasco como en la Universidad de Málaga. Ante esto, desde Estudiantes en Movimiento queremos mostrar todo nuestro apoyo a unas sindicalistas que, a pesar de que hayan visto detenida su lucha por la situación actual marcada por el COVID-19, esperamos ver nuevamente en pié de guerra una vez el confinamiento finalice.

En primer lugar, las trabajadoras de la limpieza subcontratada del Departamento de Educación de la Comunidad Autónoma Vasca comenzaron el 2 de marzo una jornada de 5 semanas seguidas de huelga. El convenio que regulaba las condiciones venció en el año 2014,  año en el que las condiciones laborales de la plantilla empezaron a deteriorarse progresivamente. La primera semana de huelga, la plantilla de limpieza realizó distintos piquetes por los centros educativos que estuvieron secundados por un gran número de estudiantes y profesorado. Ante esto, la reacción del Rectorado de la UPV y del Gobierno Vasco fue criminalizar las acciones llevadas a cabo por el conjunto del movimiento social que apoyaba la huelga. Sin embargo, a medida que avanzaba el conflicto, el número de personas que se movilizaba crecía enormemente, organizando manifestaciones que pararon la Universidad en varias ocasiones.

Así se llegó al pasado 10 de marzo, después de un día de intensas movilizaciones, el Gobierno Vasco decretó una orden de 100% de servicios mínimos para la limpieza subcontratada del Departamento de Educación. Este decreto suponía la prohibición de que las trabajadoras pudieran ejercer la huelga si no querían enfrentarse a sanciones graves, tales como el despido. El día siguiente, la intersindical de la limpieza convocó una rueda de prensa denunciando la actitud del Gobierno Vasco, pero este rechazó la negociación y las obligó a trabajar vulnerando su derecho legítimo a la huelga. Las trabajadoras asumieron con responsabilidad el decreto del Gobierno, pero quieren recordar, que junto con el estudiantado, retomarán las protestas y acciones cuando se pase la crisis por el COVID-19.

En segundo lugar, para acercarnos al conflicto de la Universidad de Málaga, debemos primero comenzar por señalar que las trabajadoras del servicio de limpieza de la UMA formaban parte del personal laboral de la misma hasta que en julio de 2017 se liberalizó dicho servicio y se adjudicó por concurso a tres subcontratas: Fissa Finalidad Social, OHL y Clece. Esta división supuso un empeoramiento de las condiciones laborales de las trabajadoras, dividiendo a representantes sindicales y plantilla, y aumentando las desigualdades y la precariedad.

Ante esta situación, las trabajadoras comenzaron una huelga con el fin de reivindicar una mejora de sus condiciones laborales, una mayor prevención de riesgos laborales y un salario equiparado al personal laboral del Grupo IV de la Universidad (conserjes, telefonistas, técnicos, etc.), lo que se tendría que blindar en un convenio de empresa que partiese de una mesa de negociación con empresas y Universidad.

Sin embargo, la UMA reaccionó a los piquetes de la primera jornada de huelga permitiendo el acceso a las facultades por una sola entrada y situando un cordón de seguridad en ella que solo permitía el paso a las estudiantes. Las huelguistas consiguieron acceder al interior de la Facultad de Derecho y, viendo que en ninguna otra se les permitía entrar, se encerraron allí. El encierro (con la petición de que se crease una mesa de diálogo) se prolongó 5 días en los que la UMA intentó boicotearlas impidiendo la entrada de comida o bebida, apagando las luces del edificio antes de que las compañeras se acostaran y encendiéndolas en medio de la noche para despertarlas. Tras el aviso del Estado de Alarma, los sindicatos han decidido aplazar el encierro y demás acciones, pero han insistido en que se mantendrán en pie de lucha hasta que sus reivindicaciones sean escuchadas.

Desde Estudiantes en Movimiento apoyamos a las trabajadoras de la limpieza de estas dos universidades, así como a los sindicatos estudiantiles y obreros, y animamos a continuar con la lucha cuando la situación se normalice. 

¡Solidaridad estudiantil con las trabajadoras de la limpieza!

Tags: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.