img-20161028-wa0010Desde Estudiantes en Movimiento y en apoyo a la convocatoria de Rodea el Congreso, este 30 de octubre volvemos a salir a las calles a mostrar nuestra disconformidad con este nuevo-viejo gobierno y contra sus políticas educativas antidemocráticas.
Desde EeM entendemos que la educación debe ser feminista, laica, pública y democrática por lo que apostamos por la creación de un nuevo sistema educativo desarrollado por toda la comunidad educativa de una manera democrática. Repudiando la imposición de los anteriores modelos educativos que se nos han impuesto.
Nos posicionamos en contra de la LOMCE, una ley educativa impuesta por el Partido Popular, machista, clasista y segregadora. Una ley educativa mercantilista y utilitarista que entiende la educación como un centro de formación de profesionales y no de personas. Una educación orientada a las necesidades mercantilistas del país. Una ley que nos devuelve al sistema educativo derogado en 1970, basado en el modelo de reválidas que propician dicha segregación. Esto provoca una competencia entre centros que no hará más que aumentar las diferencias entre centros educativos derivadas de las diferencias socioeconómicas de cada zona geográfica. Con la implantación de las reválidas o “pruebas diagnóstico” únicamente se pretende castigar a aquellos centros que obtengan malos resultados. También con esta nueva ley se eliminan materias creativas y críticas, enfocando la educación a algo meramente mercantilista favoreciendo la economía de mercado y la producción, con su consiguiente precarización laboral, en lugar de enfocar la educación artístico, social e intelectual de las personas. De forma contraria, religión recupera su peso en la educación ya que será evaluable y computará en la nota media del curso; mientras que la asignatura de filosofía pasará a ser optativa.

De la misma forma, nos posicionamos también contra el 3+2 ya que, al igual que la LOMCE, se trata de una ley segregadora por motivos económicos. Con esta ley se pretende favorecer a quien pueda pagar estudios de máster, cuyo precio será mucho más elevado que el de grado, ya que con este nuevo plan educativo se convierte en algo imprescindible. Existe una falsa creencia que dice que el 3+2 nos acerca al modelo europeo universitario, y que esto nos facilita la “competitividad” europea. No solo se trata de algo falso ya que únicamente 7 países europeos aplican el 3+2 de forma íntegra, mientras que 8 (incluida España) tienen el modelo de 4+1 y 29 tienen un modelo mixto de ambos planes. No obstante, esto hay que entenderlo dentro del modelo mayoritario de las universidades europeas, caracterizado por la gratuidad y los precios reducidos de los estudios, igualdad de precio máster-grado, financiación del gasto educativo por parte del estado y no por las familias. Con la implantación de este modelo en España se pretende la igualación a la baja, como país de la periferia europea.

Por ello y mucho más, este 30 de octubre saldremos para reivindicar la lucha por una educación pública, gratuita, laica, feminista y de calidad. ¡CONTRA LA MAFIA, DEMOCRACIA!