img_2504El pasado 7 de noviembre de 2015, Estudiantes en Movimiento asistió a la primera gran manifestación en la que personas de todo el Estado acudieron a Madrid para decir basta, gritar a los cuatro vientos que somos una sociedad que no tolera las agresiones sexistas y que no estamos dispuestas a sufrir más violaciones y más asesinatos por el hecho de ser mujeres.  

Hoy conmemoramos un año de esa multitudinaria reivindicación, en la que sindicatos, partidos políticos asociaciones y demás actores denunciaron al unísono la violencia machista que impregna nuestra sociedad hoy en día.

Para ello desde Estudiantes en Movimiento las feministas queremos darle voz a todas aquellas que por miedo a este sistema opresor patriarcal no pueden. Alzamos nuestra voz pidiendo seguridad, dignidad, una vida sin miedo, una vida libre y emancipada.

Como estudiantes somos conscientes de que esto solo se va a lograr con una educación que nos posicione a la misma altura que los hombres en todos los sentidos y deje de ponernos como objetos que únicamente servimos para la satisfacción, reproducción y limpieza del hogar.

El patriarcado se perpetúa constantemente mediante la educación que se recibe en los colegios. No nos han mencionado a las mujeres filósofas ni a las escritoras ni a las científicas ni a las matemáticas, la constante invisibilización de la mujer en todos los ámbitos de la vida hace que el sistema se consolide, pero nosotras decimos basta.  

En Estudiantes en Movimiento creemos que es imprescindible y muy necesaria la educación como herramienta para conseguir hacernos visibles y ser respetadas como iguales; la realidad es que estamos capacitadas como cualquier otro hombre. Como feministas que somos estamos dispuestas a liderar este enfoque que dará un giro de 180º al sistema educativo actual.