estudiantesem@gmail.com

Huelga General Estudiantil ante la reforma educativa del capital

Created with Sketch.

Huelga General Estudiantil ante la reforma educativa del capital

Comparte

En un contexto de profunda crisis económica acelerada por la pandemia, se nos presenta a nivel educativo una reforma integral dirigida a actualizar y amoldar cada rama de enseñanza a las actuales necesidades de las empresas. Reforma Educativa que se erige, a la vez, como contraparte de una “modernización” y reorganización del trabajo: hiperespecialización, tecnificación educativa y mano de obra estudiantil cuasi gratuita de la mano de la expansión del trabajo a demanda. Es este el marco en el que, además, la crisis económica, la digitalización y docencia telemática y el empobrecimiento general del pueblo trabajador agudizan fenómenos como la segregación educativa.

Las estudiantes decimos basta a las condiciones de vida y estudio que nos imponen. Decimos basta y plantamos cara a una Reforma Educativa al servicio de la Unión Europea y de las empresas, de sus intereses y necesidades:

  • En Enseñanzas Medias, la ya aprobada LOMLOE se constituye como una ley de facto continuista: maquillando los aspectos más controvertidos de la LOMCE, pero desarrollándose en las mismas coordenadas privatizadoras.
  • En Formación Profesional, el proyecto de ley orgánica   generaliza, a través de la modalidad dual, la disposición por parte de las empresas de mano de obra estudiantil infrarremunerada.
  • En universidad, la LOSU avanza en la mercantilización educativa reforzando el papel de las empresas en distintos planos. Se consagran mecanismos, también en esta rama, que nutran las empresas de mano de obra barata. Además, la reforma universitaria se dota de la LCU como coraza que reprima y criminalice la protesta estudiantil: la LCU nos amordaza.

En este escenario, desde Estudiantes en Movimiento y Frente de Estudiantes lanzábamos una fase de asambleas que pudieran debatir y decidir, desde cada centro, acerca del siguiente escalón de movilización estudiantil. Nace de aquí una propuesta en firme de Huelga General Estudiantil para el próximo 24 de marzo: un paso más, mucho más fuerte, en la rearticulación de la protesta estudiantil tras las movilizaciones del 6 de mayo y el 18 de noviembre.

Este 24M, salgamos a las calles a alzar la voz contra la Reforma Educativa, fortalezcamos nuestras herramientas de organización y lucha y coloquemos más cerca el objetivo de una educación al servicio de la mayoría trabajadora.

Este 24M, ¡Huelga General contra la reforma educativa del capital!

Gritamos bien alto:

  1. Paralización de la Ley Orgánica del Sistema Universitario Español (LOSU) y derogación de la Ley Orgánica de Ordenación e Integración de la Formación Profesional (LOOIFP). La elaboración de las próximas leyes orgánicas de Universidad, FP y Enseñanzas Medias tendrán que partir del sentir de las asambleas y sindicatos.
  2. Laboralización de las prácticas curriculares y extracurriculares a nivel de condiciones de convenio colectivo. ¡No seremos mano de obra gratuita para las empresas!
  3. Derogación de la LCU y democratización de la Universidad. Los órganos y márgenes de representación son limitados a la hora de hablar de verdadera participación de las estudiantes, a lo que se le suma una Ley de Convivencia Universitaria con la que se endurecen las sanciones a la protesta.
  4. Gratuidad total del sistema educativo a todos sus niveles y diseño de un sistema de becas-salario que impida que las estudiantes de extracción popular se vean abocadas al abandono prematuro de sus estudios.
  5. Fuera las empresas de la educación. Apostamos por una educación totalmente pública como condición de posibilidad para una educación en igualdad. En esta misma línea, exigimos aumento de la financiación a la educación pública a todos sus niveles y corte de la financiación de la educación privado-concertada.
  6. Bajada de las ratios en las enseñanzas medias a 20 estudiantes por clase, aumento generalizado de las plazas públicas en grados de FP y mejora de sus recursos.
  7. ¡No a la guerra! No nos situemos bajo banderas ajenas, los pueblos no tienen nada que ganar en guerras imperialistas. Digamos no al envío de armas, ¡hay dinero para guerra y gasto militar y no para educación pública!
  8. Protección del patrimonio lingüístico y cultural de todos los pueblos.
  9. ¡No queremos elegir entre estudiar y pagar la luz o el alquiler! Exigimos las medidas necesarias para que la vivienda y el suministro eléctrico sean verdaderos derechos del pueblo trabajador y no mercancías con las que bancos, fondos buitre y eléctricas se llenan los bolsillos.
  10. ¡Atención pública a la salud mental! El acceso a terapia debe ser gratuito universal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.