estudiantesem@gmail.com

Las estudiantes no somos un foco de contagio, ¡los culpables son ellos!

Created with Sketch.

Las estudiantes no somos un foco de contagio, ¡los culpables son ellos!

Comparte

A lo largo del primer cuatrimestre que llega estos días a su fin, hemos visto cómo se confirmaban las deficiencias del modelo telemático de docencia y del mixto. Estas fórmulas imponen limitaciones al método didáctico y aumentan la segregación. Las estudiantes de extracción popular hemos afrontado un inicio de curso con situaciones socio-económicas que, simplemente, hacen imposible poder seguir de manera adecuada nuestros estudios desde casa.

Además, las estudiantes hemos sido utilizadas como chivo expiatorio de las autoridades para tapar las verdaderas causas estructurales de la propagación del virus la primacía del interés empresarial sobre la salud y la falta de inversión en servicios públicos. Mientras miles de trabajadoras eran hacinadas en el transporte público o en sus centros de trabajo diariamente, se han explicado los brotes en base a la magnificación de casos residuales en los que estudiantes incumplían el distanciamiento social. Para ello no solo se ha contado con la connivencia de los medios, sino que se han elaborado campañas públicas dirigidas a culparnos.

Los esfuerzos por criminalizarnos han dado sus frutos: el 62,4% de las encuestadas por el CIS apunta a las jóvenes como sector poblacional más indisciplinado respecto a las medidas sanitarias.

Sin embargo, los datos demuestran que las facultades no son focos de contagio. Nos gustaría que no lo fueran por un aumento de la inversión y no por reducir la presencialidad pero, al menos, que no se nos utilice a la par para ocultar las verdaderas causas del aumento de casos. Un ejemplo lo tenemos en los resultados del cribado realizado por la USC: entre las 13.987 estudiantes que se presentaron de forma voluntaria para someterse a un test serológico, solo el 0,82% dieron positivo.

Aun así, ante la presión de distintas administraciones para ocultar la verdadera raíz del problema, algunos rectorados han optado por clausurar todo tipo de docencia presencial. Desde Estudiantes en Movimiento denunciamos que estas medidas, además de no ser las más acertadas para combatir el coronavirus, empeoran todavía más la calidad de nuestros estudios y aumentan los efectos de la desigualdad de clase en lo educativo.

Así lo hicimos en Granada, para denunciar un cierre de la UGR que comenzó siendo de 10 días pero que continúa hasta hoy y al que no se le atisba un fin cercano. Nuestra respuesta fue clara y rápida, movilizándonos junto al Frente de Estudiantes Granada y la Delegación General de Estudiantes para reivindicar una presencialidad segura como único escenario para una educación de mayor calidad:

Las compañeras de AEP estuvieron desde un inicio organizando las protestas contra el todavía vigente cierre de las universidades catalanas, así como contra la gestión por parte de los rectorados y decanatos del estudio telemático:

Por ejemplo, las estudiantes de la Facultad de Matemáticas e Informática de la Universidad de Barcelona presentaron a decanato unas demandas para que, dentro del escenario del estudio 100% telemático, las condiciones de estudio de las estudiantes fuera lo menos desfavorable posible:

Y, por último, las compañeras de las Asambleas de la Universidad de Oviedo también han denunciado el corte de la actividad presencial y el desamparo al que se están teniendo que enfrentar:

De cara al segundo cuatrimestre, desde Estudiantes en Movimiento exigimos una presencialidad plena y segura que minimice la segregación y garantice que recibamos una docencia de mayor calidad.

Lucha por una educación de calidad: presencial y segura.
¡No al cierre de las universidades!

Tags: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.